martes, 26 de abril de 2011

¿Cuanto dura la infancia?

Voy corriendo tras de tí
como un pequeño encantado
por el volar de un ave, que
trata de escapar torpemente
y se estrella con el miedo
duro y gris, sigo corriendo
mientras estas palabras se
vuelven olvido, discreto voy
corriendo detras de ti, con esas
ganas de sentir tu mirada
encima de mis ojos, poder
tomar tus manos y hacerlas
riachuelos de caricias sobre
mi cuerpo candente, voy corriendo
tras de ti para que te sientas
que me importas, aguardare
a que vuelvas, ya que el alma
en forma de paloma necesita
ser alimentada por mis
semillas de amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada